¿Cuál debe ser el nivel de censura que debería tener Youtube?

viernes, 7 de diciembre de 2007

El poder te ciega, ¿o no Hugo?

Hace un tiempo discutíamos las razones por las que Chávez había perdido. Básicamente argüíamos que se debía a una muy pobre capacidad de saber interpretar el sentir de la opinión pública que se expresa a través de las encuestas.

A los pocos días del referéndum venezolano los medios revelaron que Chávez pretendió un fraude electoral siendo frenado por los militares. La realidad es que parece que fue así. ¿Por qué? No por lo que dicen los medios, sino por las reacciones de Chávez.

Ya se muestra claramente dolido por la derrota. La ha emprendido contra la oposición, diciendo que su victoria es de mierda, y que la derrota es digna. Pero cambia de discurso cuando se refiere a sus partidarios y seguidores. A ellos los llama ociosos, los llama traidores por no haber ido masivamente a votar. Y es aquí donde se equivoca y groseramente. El poder obnubila. Confunde. Distorsiona la realidad.



Trataré de demostrarlo. En un post anterior les mencionaba la simulación hecha por Consultores 21, una seria encuestadora venezolana (lástima que su web sea tan escasa y pobre). En esta encuesta se presenta un primer dato que de por sí ya marcaba una tendencia para el referéndum: Sólo el 60% se mostraba seguro de ir a votar. La elección en sí no significaba un referente importante para muchos venezolanos. Cuando eso pasa, la seguridad en el voto es mucho más alta.

Los resultados de la simulación en sí mismos arrojaban 53% para el No y 42% para el Sí, con 5% de indecisos. Obviamente Chávez ganaba en zonas rurales con claridad, pero perdía apretadamente en zonas urbanas (que son las que mandan en términos electorales). Esto ya era la clarinada de alerta sobre la que debió establecer Chávez su propia estrategia.

Pero donde debió pegar el ojo Chávez es en la diferencia que se establecía entre los segmentos de electores, según seguridad en el voto. Mientras más seguros en ir a votar, mientras más votos “duros”, más Chávez tenía probabilidades de ganar o de conseguir un empate más claro. Mientras más se ampliara el espectro, más el No se imponía. El gráfico es bien claro:



Resumen: si se incrementaba la participación, mayores probabilidades de ganar el No había. ¿No lo sabía esto el gobierno de Chávez? Yo creo que sí, pero la soberbia del poder no te deja razonar con claridad. Esto es: la propaganda que el gobierno hizo al mismo proceso electoral lo llevó a su derrota.

Pero como Chávez es Chávez lo que le interesa es desacreditar todo lo que no se vea, huela o sepa a Chávez. ¿Qué pasará? Difícil saberlo. No creo que esto acabe bien, eso sí.

2 comentarios:

Murator dijo...

A este tipo, definitivamente, se le va la cabeza...

El Mandala dijo...

Se le va la cabeza, la lengua... y las elecciones...

Gracias por participar, espero que vuelvas pronto