¿Cuál debe ser el nivel de censura que debería tener Youtube?

lunes, 19 de noviembre de 2007

María Amelia tiene 95 años


Ayer fue domingo, como todos, domingo familiar. Fuimos al amuerzo con los padres, que vieven donde vive la abuela. Claro, ella de 99 años, con movilidad restringida, pero fuerte como roble (de hecho, los Robles son sus primos si a esa edad vale hablar de ello), a veces ya no me reconoce. Me saluda atentamente y le pregunta a mi esposa quién soy. Y es mi abuela, no la de mi esposa. Para ella, todo lo que sea tecnología podría ser magia. Ha vivido dos guerras mundiales, muchos países más y menos, todos los cambios que conocemos. Eso de los aviones le da miedo, jamás ha entrado a una computadora y evidentemente no tiene idea de lo que es la Internet. Pero es la abuela. La abuela querida.

Entonces, no puedo dejar de pensar en ella cuando conozco a María Amelia. Ella tiene 95 años, es española, tiene sus nietos y seguramente hubiera sido una buena amiga de mi abuela, pero por carta. María Amelia tiene un blog, que fue un regalo de uno de sus nietos. No sólo eso, que de por sí ya es asombroso. Tiene un blog premiado.

Pues sí. Existen los premios Bob, que son premios repartidos por la Deutsche Welle, la cadena alemana de noticias, con jurado y todo. Y esos premios, en la categoría de blogs en español decidió que el blog de María Amelia era el mejor del año. Los criterios de evaluación son la cantidad de seguidores que el espacio tiene y por su contenido, estimulante para muchas otras personas que con tanta o menos edad, se sientan tocadas por la necesidad de comunicarse. En El Comercio se reseña la nota de EFE.

Frente a eso, entré al blog de María Amelia (ustedes pueden también hacerlo dando clic acá). Mi primera sensación fue sobrecogimiento. Es un blog nice digamos. No es del estilo del que suelo consultar y mucho menos aportar. Pero está ahí abierto a todos los que quieran conocer los consejos y anécdotas que una persona que ha vivido más puede darnos.

No reseño esto por la nota emotiva (aunque que hay, hay). Me interesa el alcance que esto va teniendo. Hace casi un mes nos animamos a abrir esto y a ser la bitácora de muchas ideas. Alguna vez las revisaré, supongo, en retrospectiva. Pero María Amelia hace de la retrospectiva su espacio. Lo construye con cuidado. No me da la sensación de ser una típica abuelita que teje y que tiene sus bisnietos a los cuales les hace la lechecita caliente. Me parece una mujer emprendedora, de carácter fuerte. Pero eso me parece. Lo interesante es que no hay distancia, no hay edad, no hay nada que no se pueda construir a partir de esto. A veces asusta, otras veces nos hace sonreír. Hoy es lo segundo.

Le enviaré esta nota a María Amelia, para decirle que desde el Perú nos hemos enterao de su premio y nos hemos alegrado con él. Que lo disfrute ella y todos los que la encontraron antes que nosotros.

No hay comentarios: