¿Cuál debe ser el nivel de censura que debería tener Youtube?

martes, 13 de noviembre de 2007

A las caderas me remito


¿Tienes un hijo? ¿Piensas tenerlo? Desde ya, como a mi te debe asaltar la duda de si será inteligente o no. La verdad, hasta hace unos minutos, pensaba que eso se iba a determinar por insondables pruebas a partir de los seis años, con las que íbamos a ir midiendo, poco a poco, el avance intelectual del crío en cuestión. Eso supondrá un gasto en psicólogos, educadores, psicometristas, etc., pero que es necesario para prevenir futuras inconveniencias del futuro de la patria.

Pues no, podemos desechar esa idea y disfrutar en el futuro de ese dinero. Investigadores de la Evolution and Human Behaviour Society (Sociedad para la Evolución y el Comportamiento Humano) han descubierto reciencito nomás que los inteligentes son los hijos de madres de amplias caderas y cinturita de avispa.

Aunque suene tonto o ridículo, es un estudio hecho a 16.000 mujeres y niñas por la respetable sociedad mencionada. La explicación no es tan sencilla como el resultado. Resulta que las caderas contienen el ácido de las grasas poliinsaturadas y mientras más anchas, más contenido. Este ácido aparentemente sería muy importante en el desarrollo del feto. Las grasas poliinsaturadas están dentro del grupo de las grasas insaturadas. Todo este trabalenguas para decir que son las más beneficiosas para el organismo que las saturadas.

Y aunque no se crea nada de esto, pruebas cognitivas realizadas a hijos de mujeres con curvas tuvieron un coeficiente superior a los que provenían de caderas estrechas. Algo hay entonces. Ojo que no estamos hablando de mujeres “delgadas”, sino con curvas. Esto es, que la cintura sea más chica que la cadera en una proporción de 0,6 o 0,7. Preocuparse si se tiene el síndrome de Miss Chulucanas por cierto.

Los investigadores y la prensa van más allá. Suponen que esta razón, absolutamente desconocida para todos hasta ayer, sería una de las cuales por las que las mujeres con curvas tendrían tanta demanda en el mundo de la atracción interpersonal. Aún más, hay quienes suponen que esto no sólo es extensible a los hijos, sino que las mujeres curvilíneas serían más inteligentes ellas mismas.

Este estudio, desarrollado por los investigadores William Lassek y Steven Gaulin, también señala que se entiende que las madres adolescentes por lo general tengan hijos con déficit de inteligencia, en la medida en que ellas no tienen los suficientes ácidos de esas grasas impronunciables.

Todo es discutible, como sabrás. Hay muchísima investigación, no toda coincidente, sobre habilidades cognitivas de niños, dependiendo de miles de variables. Está el debate clásico sobre genética o ambiente como elementos que configuran la inteligencia. Esta teoría sería una más. No me suena del todo convincente, pero ahí está, para que la veas y la discutas.

Fuentes:
Un blog bien documentado
El Universal (Mexico)
New Scientist
Psychology Today
Imagen: Jessica Rabbit

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Así que las amplias caderas de mi madre son las causantes de mi inteligencia? Nunca se me hubiera ocurrido.
Muy interesante!!

El Mandala dijo...

Pues para que veas. Tendrás que agradecérselo.
Muchas gracias por comentar y espero que vuelvas a hacerlo.

Saludos